Santiago de Compostela: Terrassa – Montserrat – Santiago de Compostela (vista previa)

Josep Trullàs

Prólogo

Hay personas que se jubilan y deciden descansar y hacer una vida más contemplativa y hay quienes aprovechan la ocasión para realizar aquellos proyectos que el día a día no nos permite llevar a cabo por falta de tiempo. Esta segunda opción es la que escogió nuestro autor y así empieza su aventura.

Tiene 64 años y decide realizar el Camino de Santiago desde la puerta del Centre Excursionista de Terrassa hasta Santiago de Compostela. Una aventura llena de kilómetros, retos, momentos para pensar, para fotografiar e incluso filmar. Una aventura que vive con tanta intensidad que decide escribirla e ilustrarla y es así como ahora mismo quienes no pudieron acompañarle podrán disfrutar de ella como si la estuvieran viviendo ya que el autor la describe a modo de diario personal lo que facilita que el lector no se pierda ningún detalle.

Como presidenta del Centre Excursionista de Terrassa es un honor contar con personas como Josep Trullàs que con su energía y ansias de superación nos enseñan a saber vivir, a saber aprovechar las oportunidades y los momentos y a reconocer que nunca es demasiado tarde para realizar un proyecto si este va acompañado de ilusión.

Y es esta ilusión hacia lo desconocido, hacia lo nuevo, hacia los retos lo que nos ha motivado a iniciar, con este libro y junto la editorial OmniaBooks un nuevo proyecto en nuestra entidad, la nueva colección de libros del CET, CET de Llibres. Una colección que pretende recoger aquellas publicaciones de nuestros socios dedicadas a las aventuras y a la naturaleza. Nuestras dos grandes actividades y nuestras razones de ser.

¡Gracias por querer compartir con nosotros estas emociones!

Eva Cervelló

Presidenta del Centre Excursionista de Terrassa

Terrassa, junio de 2018



Principales Caminos de Santiago en Europa

Mapa de los Caminos de Santiago en Europa (Map of the travels of St. James in Western Europe, Wikimedia Commons, Manfred Zentgraf, Volkach, Germany)

 

La Credencial y la Compostela

La Credencial del Peregrino es el único documento necesario para recorrer el Camino de Santiago.

Cubierta de la Credencial

Es como un pasaporte donde se registra, mediante los sellos, aquellos lugares por los que vas pasando y que acredita que has recorrido el Camino. La credencial se puede obtener por pocos euros en los albergues de casi todos los pueblos y ciudades importantes del Camino, hecho que te permite escoger con mucha flexibilidad tu punto de partida.

La revitalización del Camino, ocurrida en los últimos años, ha propiciado justamente la creación de la credencial como modelo oficial de documento acreditativo para el peregrino. Está impresa en cartulina y consta de catorce páginas que se abren en forma de acordeón.

Credencial con datos personales y primera página con sellos

Página 2 y siguientes de la Credencial con los sellos obtenidos durante el Camino

El cuerpo principal del documento consiste en un  impreso destinado a servir de carta de presentación a cumplimentar en los albergues, parroquias, asociaciones cristianas, abadías, cofradías, etc.

La función principal de la credencial del peregrino es registrar los lugares por donde has pasado y debe ser sellada por el responsable del albergue. Además, casi en cada bar, hostelería o asociación a lo largo del Camino tienen sellos para que tú mismo puedas cumplimentar la credencial. Hay algunas personas que obtienen varios sellos a lo largo de la jornada, a otras no les importa tanto. Lo que si debes recordar es sellar por lo menos una vez al día. Las razones son tres:

  • En primer lugar es un comprobante que confirma que eres un peregrino auténtico y que no estás haciendo el Camino en coche.
  • el segundo motivo es que será el documento que te permitirá acceder a los albergues para descansar y,
  • en tercer lugar, una vez hayas completado el Camino de Santiago será muy placentero ver en tu credencial el recorrido del camino que como peregrino has realizado, con los sellos de cada lugar donde has pasado la noche o has comido.

Al pie de la credencial está el espacio donde, cumplida la peregrinación, la Oficina de Acogida del Peregrino de Santiago, pondrá la fecha y el sello, al tiempo que otorga la Compostela.

La Compostela es la acreditación que la Iglesia Católica da a los peregrinos al final del recorrido, en Santiago de Compostela. En ella, escribirán tu nombre en latín.

Para obtenerla, debes por lo menos haber recorrido a pie o a caballo los últimos cien kilómetros del Camino o los últimos dos cientos, si es en bicicleta.

Compostela de Josep Trullàs a fecha 29 de septiembre de 2010, año Santo

 

Diario de un peregrino


 

1ª Etapa – 35 km

Terrassa – Montserrat – Sant Pau de la Guardia

28 de agosto de 2010

1.140 kilómetros. Esta es la distancia que separa mi ciudad, Terrassa, de Santiago de Compostela.

Ha llegado el día esperado, el día que empiezo el Camino que hace seis años decidí que realizaría si llegaba bien de salud y con fuerzas suficientes para poder hacerlo con ciertas garantías de éxito: llegar a Santiago desde Terrassa, pasando por la montaña de Montserrat. Creo que estoy preparado, así que empiezo a andar con mucha ilusión y ganas. Me siento eufórico y valiente.

Me levanto a las 5:30 h. Acabo de ultimar los preparativos de la mochila, me despido de mi mujer, Pepi, y salgo a la calle. Lo primero que hago es dirigirme al Centre Excursionista de Terrassa para hacerme las primeras fotografías delante de la sede, cumplimentando así la petición del presidente de la entidad y amigo.

A continuación voy a la plaza más emblemática, la Plaça Vella, y allí me fotografío delante de la Catedral del Sant Esperit. La Catedral de Terrssa o Basílica del Sant Esperit es un edificio religioso situado en el centro geográfico del municipio. En el año 2004 el Vaticano creó el nuevo obispado de Terrassa como segregación del de Barcelona y decidió convertir la basílica en catedral.

De momento, todo marcha bien. Empieza la caminata y cuando estoy al final de la calle Pare Llaurador me doy cuenta que me he olvidado los palos de andar en la puerta de la Catedral… ¡Así que ya me tienes corriendo de retorno para recuperarlos y con la mochila cargada! Los encuentro exactamente allí donde los he dejado, pues a esas horas solo hay los barrenderos que están limpiando la plaza y ninguna alma más.

Retomo mis andaduras, esta vez con los palos en las manos. Por las calles de la ciudad fotografío los carteles que indican el camino a seguir para ir hacia Montserrat –primer objetivo del camino– cuando, sorprendentemente, mi  cámara me indica que tiene la  memoria llena. ¡No puede ser! La tarjeta que llevo es de cuatro gigabytes. Abro la máquina para comprobarlo y cuál es mi sorpresa cuando descubro que la tarjeta no está dentro. Las fotos que he estado haciendo están en la pequeña memoria que tiene la cámara incorporada y no en la tarjeta. Tengo que llamar a mi mujer para que me la traiga o bien tendré que comprar una de nueva cuando llegue al pueblo de Monistrol. Móvil y llamada. Pienso que así tengo la oportunidad, o mejor dicho la excusa, de “estar” con ella aunque solo sea a través de la voz y por un ratito. Al final decide traerme la tarjeta. Nos encontramos en la gasolinera de Vacarisses donde desayuno y nos hacemos las primeras fotografías que, estas sí, se almacenan en la memoria de la tarjeta. Después ella vuelve a Terrassa y yo prosigo mi camino.

Saco cuentas y creo que no me sobra demasiado tiempo para llegar al monasterio de Montserrat antes de que a la una del mediodía cierren el Consejo Comarcal, el lugar indicado  para sellar la credencial. Llego a las 12:55 h. Suficiente. Por ser la primera jornada, he empezado corriendo pero ha merecido la pena.

Aunque son muchas las veces que he visitado a la Moreneta –como llamamos los catalanes a la Virgen de Montserrat por su color negro–, hoy  decido entrar en el santuario para saludarla una vez más y pedirle que me ayude en lo que pueda durante las próximas semanas.

La Virgen de Montserrat es la patrona de Cataluña y una de las siete patronas de las Comunidades Autónomas de España. La imagen se venera en el Monasterio de Montserrat, un gran símbolo para esta tierra, punto de peregrinaje para creyentes y de visita obligada para los turistas. El 11 de septiembre de 1844, el papa León XIII declaró oficialmente a la Virgen de Montserrat como patrona de las diócesis de Cataluña. Según cuenta la leyenda, la primera imagen de esta Virgen fue encontrada por casualidad por unos niños pastores en el año 880. Tras ver una luz en la montaña, los niños encontraron su imagen en el interior de una cueva. La noticia llegó a oídos del obispo de Manresa, la capital de la comarca central del Bages, que intentó trasladar la escultura hasta esta ciudad, pero el traslado fue imposible ya que la estatua pesaba demasiado. El obispo interpretó que el deseo de la Virgen era permanecer en el lugar en el que fue hallada y ordenó la construcción de la ermita de Santa María, la semilla de lo que es el actual monasterio.

Después de la visita, comida ligera y empiezo de nuevo el camino. Hoy la meta es llegar a Sant Pau de la Guàrdia.

Paso por el refugio de Bartomeu Puiggrós, junto a la ermita románica de Santa Cecilia, situado a 678 metros de altitud. Está abierto. Paro a comer medio bocata y después descanso tumbado en un banco. Tengo en la memoria que hace dos días estuvimos aquí con Pepi sentados en este banco. Otro buen recuerdo pero el camino solo ha hecho que empezar. Al cabo de unos quince minutos prosigo hacia Sant Pau, hace bastante calor, es agosto y el sol no perdona. A Sant Pau llego a las seis de la tarde. ¡No está nada mal! Para ser el primer día, he andado doce horas.

En cuanto al tiempo se refiere, ha sido bueno, excepto la subida a la montaña cuando el calor ha apretado fuerte, pero durante el resto del día la temperatura ha sido muy agradable. La carretera que lleva a Can Massana trascurría por tramos largos de sombra y el airecillo que circulaba ha sido delicioso. Desde ahí hasta Sant Pau me lo he tomado con calma; me sentía cansado. Llegada, ducha, relax, cena y dormir pronto que mañana toca más y esto era solamente el pistoletazo de salida.

Total recorrido: 35 km, 3.09%

Los comentarios están cerrados.